Colocación de sonda vesical

Definición

Se denomina  catéter urinario a cualquier sonda que se introduce en el cuerpo para drenar y recolectar orina de la vejiga, cuando el sujeto es incapaz de vaciarla por sus propios medios. Los catéteres están  confeccionados de varios materiales, incluyendo algunos que contienen látex y otros que reemplazan el látex por siliconas. Son flexibles y, en general, se colocan en la vejiga a través de la uretra, aunque puede ser por vía percutánea, en la zona suprapúbica.

Hay tres tipos principales de sondas:

  • Sonda permanente
  • Sonda condón
  • Sonda intermitente

SONDAS URETRALES PERMANENTES

Una sonda vesical permanente es una que se coloca en la vejiga y se puede usar sólo por un tiempo corto o durante mucho tiempo.

Esta sonda se fijan a una bolsa de drenaje para recolectar la orina. Un tipo de sonda más nuevo tiene una válvula que puede abrirse para dejar que la orina salga.

Un sonda permanente tiene un globo pequeño inflado en su extremo, lo cual impide que dicha sonda se deslice fuera del cuerpo. Cuando sea necesario quitar la sonda, se desinfla el globo.

Sonda vesical 3

SONDAS CONDÓN

Las sondas condón se emplean con mayor frecuencia en los hombres mayores que sufren demencia. En lugar de colocar una sonda dentro del pene, se coloca un dispositivo sobre éste. La sonda va desde este dispositivo a una bolsa de drenaje. Esta sonda debe cambiarse todos los días.

Condon para sonda

SONDAS INTERMITENTES (POR CORTO TIEMPO)

Sonda intermitente

BOLSAS DE DRENAJE

Una sonda por lo regular se fija a una bolsa de drenaje, de la cual hay dos tipos:

  • Una bolsa de pierna es un dispositivo pequeño que se fija por medio de bandas elásticas a la pierna. Contiene de 300 a 500 mililitros de orina. Se usa durante el día, debido a que se puede ocultar bajo los pantalones o las faldas. Se puede vaciar fácilmente en el inodoro.

Bolsa colectora Colectora ambulatoria

Indicaciones

La cateterización uretral puede ser diagnóstica o terapéutica. Las sondas pueden colocarse terapéuticamente para descomprimir la vejiga en pacientes con retención urinaria aguda o crónica debidas a obstrucción infravesical o vejiga neurogénica. También puede requerirse en pacientes con hematuria, acompañada de la irrigación de la sonda para eliminar la sangre y los coágulos de la vejiga. Como método diagnóstico, sirven para obtener muestras no contaminadas de orina para pruebas microbiológicas, medir la diuresis en pacientes graves o durante procedimientos quirúrgicos o el volumen residual después de la evacuación cuando no se dispone de métodos no invasivos como la ecografía.

Los catéteres no deben usarse en forma sistemática para la incontinencia urinaria. Es conveniente reemplazarlos por pañales, cateterización intermitente o catéteres peneanos, con el fin de evitar las complicaciones de la sonda permanente. En determinados pacientes puede ser útil la cirugía correctora o los agentes antimuscarínicos.

Causas de bloqueo del flujo urinario

  • Cálculos urinarios
  • Hipertrofia prostática
  • Coágulos en la vía urinaria
  • Estrechez uretral

Causas de retención urinaria

  • Medicamentos
  • Lesiones neurológicas de la vejiga

Cualquiera de estas causas puede ser un problema grave y poner en riesgo la vida si no es tratada inmediatamente. La incapacidad para vaciar la vejiga puede provocar retención urinaria, con la consiguiente presión retrógrada sobre los riñones e insuficiencia renal. La colocación de una sonda urinaria restablece el flujo vesical y disminuye la presión vesical. En general, el drenaje del catéter se recoge en una bolsa donde puede medirse la cantidad de orina.

Una sonda vesical permanente puede ser muy molesta. Antes de su colocación se aplica jalea de lidocaína local para anestesiar la uretra, tanto en adultos como en niños. La mayoría de las sondas se dejan por períodos cortos, hasta que el paciente recupera la micción sin asistencia. En general, se necesita cataterización urinaria después de la cirugía o durante una enfermedad aguda.

La necesidad de la sonda permanente (varios años) puede provenir de lesiones secuelares, enfermedades graves o edad avanzada. En estos casos, la sonda debe ser cambiada cada 6 semanas, para reducir la posibilidad de infecciones. El problema más importante de las sondas permanentes es la infección del tracto urinario. La bolsa recolectora de la sonda de Foley debe ser higienizada cada día. El cuidado del catéter implica el uso de un paño con agua jabonosa tibia.

Contraindicaciones

La única contraindicación absoluta es la lesión de la uretra, confirmada o sospechada. Las lesiones uretrales suelen hallarse en pacientes con trauma o fractura de la pelvis. La lesión uretral se acompaña de sangre en el meato y hematuria macroscópica, hematoma perineal y, modificaciones de la próstata que pueden pasar inadvertidas por la presencia de una hematoma pélvico grande o porque el paciente se resiste al examen por dolor. Ante la sospecha de lesión uretral, previo a la colocación de la sonda se requiere una ecografía.

Las contraindicaciones relativas son la estrechez uretral, la cirugía reciente de la uretra o la vejiga y un paciente que se resiste o no colabora.

PROCEDIMIENTO

  1. Colocación en pediatría.

Objetivos.

  • Evacuar vejiga en retención urinaria.
  • Control del volumen de orina.
  • Evitar globo vesical.

 

Equipo y materiales.

  • Sonda vesical. ( en neonatos: K33-35, en lactantes k31-30, o Fr8, en niños mayores adecuar según corresponda).
  • Compresa estéril lisa y fenestrada.
  • Guantes estériles.
  • Gasas estériles.
  • Solución antiséptica.
  • Bolsa colectora estéril.
  • Ampolla de agua destilada.
  • Ampolla de solución fisiológica o solución lubricante estéril.
  • Aguja 25/8.
  • Apósito adhesivo.

Procedimiento.

  1. Lavado de manos.
  2. Colocarse guantes no estériles.
  3. Colocar al niño en decúbito dorsal.
  4. Realizar una estricta higiene de la zona perineal con jabón neutro. ( separar labios de la vulva o retraer prepucio según corresponda).
  5. Visualizar meato urinario.
  6. Lavado de manos.
  7. Colocarse guantes estériles.
  8. El auxiliar procede a:
  9. Disponer la compresa estéril.
  10. Volcar sobre la compresa la sonda, la jeringa de 5cc. dos gasas, la compresa fenestrada, la aguja.
  11. Embeber una gasa sobre la compresa en solución antiséptica.
  12. Colocarse los guantes.
  13. Tomar la jeringa y la aguja, mientras el auxiliar sostiene la ampolla de agua, cargar la misma y dejar preparada sobre la compresa.
  14. Realizar antisepsia de la zona perineal.
  15. Colocar la compresa fenestrada en la zona perineal.
  16. Tomar la sonda y colocar lubricante.
  17. Con una mano separar los labios o retraer prepucio.
  18. Visualizar meato urinario.
  19. Introducir sonda, detener su inserción ante la aparición de orina.
  20. Conectar a bolsa colectora.
  21. Inyectar agua destilada para inflar el balón de la sonda si corresponde.
  22. Fijar la sonda con apósito adhesivo sobre la superficie inguinal, o sobre la parte superointerna del muslo.(evaluar cada caso).
  23. Colocar fecha a la sonda.

Medidas de control y seguridad.

  • Evitar reflujo desde el sistema colector hacia la sonda.
  • Mantener sistema colector por debajo del nivel de la vejiga.
  • Vaciar el sistema colector con jeringa estéril cada vez que sea necesario.
  • Utilizar manoplas para manipular el sistema.
  • Lavarse las manos cada vez que se manipule el sistema.
  • No desconectar la sonda del sistema colector.
  • En caso de usar llave de tres vías, mantener siempre cerrada y con sus correspondientes tapones.

Consideraciones.

  • No colocar sonda por rutina.
  • No realizar recambio de sonda vesical por rutina, sino las veces que sean indispensables.

 2- Colocación en adultos.

Objetivos.

  • Facilitar el vaciamiento de la vejiga.
  • Facilitar la determinación de la cantidad de orina residual en la vejiga.
  • Permitir un monitoreo exacto y continuo de la diuresis.

Equipo y materiales.

  • Guantes no estériles.
  • Jarra con agua.
  • Solución antiséptica jabonosa.
  • Chata.
  • Guantes estériles.
  • Sonda vesical estéril adecuada a cada paciente.
  • Bolsa colectora de orina, estéril.
  • Campo fenestrado estéril.
  • Campo liso estéril. (2, en el caso en que no se cuente c/ un ayudante)
  • Lubricante hidrosoluble (Xylocaina jalea). Nuevo, debe estar estéril
  • Jeringa de 5-10cc
  • 2 ampollas de agua bidestilada estéril.
  • Gasas estériles.
  • Solución antiséptica.
  • Empapador o salea absorvente

Procedimiento:

  1. Lavado de manos.
  2. Preparar el material.
  3. Identificar la paciente.
  4. Explicarle al paciente o sus familiares la finalidad e importancia que tiene el procedimiento a realizar, destacando la necesidad de mantener el campo estéril.
  5. Proporcionar privacidad.
  6. Ayudar al paciente a colocarse en la posición adecuada: decúbito dorsal; con las rodillas flexionadas en el caso de un paciente de sexo femenino. En caso de lactantes y niños pequeños se necesitará de un ayudante para sostener las piernas en posición.
  7. Quitar la ropa de cama, de manera que quede descubierta la zona genital del paciente, cuidando de mantener cubierto el torso.
  8. Colocarse los guantes no estériles.
  9. Realizar higiene perineal, con abundante agua y solución antiséptica jabonosa. Si el paciente es de sexo femenino, separar los labios (con el dedo pulgar e índice, levantándolos hacia arriba), para exponer el orificio uretral. Si el paciente es de sexo masculino, retraer el prepucio hacia atrás.
  10. Quitar la chata y vaciarla.
  11. Colocar  salea absorbente pañal. Si no se tuvieran, puede colocarse nuevamente la chata.
  12. Descartar los guantes.
  13. Si el paciente es masculino cargar en una jeringa de 10cc la Xylocaina e ingresarla a lo largo del conducto uretral mediante el orificio urinario del pene. D e esta forma, no solo se logra lubricar,  también se genera anestesia la zona para producir  menos dolor durante procedimiento
  14. Cargar la jeringa con 5 a 10 cc de agua bidestilada, y apoyarla fuera del campo estéril.
  15. Si el procedimiento se realiza sin un ayudante, seguir los siguientes pasos:
  16. Abrir con cuidado, y solamente tocando las puntas, uno de los campos lisos, sobre la mesa de apoyo del material.
  17. Abrir los envoltorios externos del material y dejar caer los elementos, con la bolsa interior que los protege, arriba del campo.
  18. Dejar caer sobre una de las gasas estériles, colocadas en el campo, una pequeña cantidad de lubricante hidrosoluble.
  19. Dejar caer solución antiséptica sobre otro paquete de gasas estériles.
  20. Colocarse los guantes estériles.
  21. Colocar el campo estéril fenestrado, sobre el periné, exponiendo los labios, o el pene, procurando no tocar ninguna superficie contaminada.
  22. Con la mano no dominante, retraer (en el caso de pacientes de sexo femenino) suavemente los labios, para exponer completamente el meato urinario; si el paciente es de sexo masculino, se deberá retraer el prepucio, también con la mano no dominante, sujetando el cuerpo del pene inmediatamente por debajo del glande.
  23. Utilizando la mano dominante, y con una de las gasas impregnadas en solución. antiséptica, limpiar desde la zona anterior hacia la posterior, es decir: desde el clítoris hacia el ano. En el caso de los pacientes de sexo masculino, se deberá limpiar el pene con movimientos circulares, desde el meato urinario hasta la base del glande. Esta limpieza se deberá repetir por lo menos 2 veces, descartando la gasa cada vez.
  24. Sujetar la sonda con la mano dominante, a 5-6cm de la punta, 2-3 cm en caso de niños, sosteniendo suavemente el extremo terminal enrollado en la palma de dicha mano, y lubricarla haciéndola girar por encima de la gasa con lubricante colocada en el campo estéril.
  25. Introducir la sonda suavemente en el meato urinario los centímetros necesarios de acuerdo a la contextura. Una vez que se visualiza la salida de orina, se deberá  introducir entre 0,5 y 2cm más de acuerdo a la contextura del paciente.
  26. Inflar el balón con la cantidad de agua bidestilada recomendada por el fabricante de la sonda.
  27. Conectar el extremo de la sonda al extremo de la bolsa colectora de orina.
  28. Situar la bolsa colectora por debajo del nivel de la vejiga. La bolsa no deberá colgarse de las barandas de la cama.
  29. Acondicionar al paciente y la unidad.
  30. Lavado de manos.
  31. Registrar el procedimiento.

Medidas de control y seguridad.

  • Nunca debe forzarse una sonda que no pasa a través del conducto uretral con facilidad, ya que se puede producir una lesión en la uretra y las estructuras circundantes.
  • En niños no introducir la sonda mucho más luego de la aparición de orina para evitar lesiones.
  • Durante la permanencia de la sonda no elevar la misma por encima del nivel de la vejiga.
  • Fijar con cinta atraumática la sonda a la parte superinterna del muslo en lactantes.
  • No utilizar para la fijación en niños adhesivos que cubran la zona de introducción de la sonda para favorecer una correcta higiene.
  • Pinze la sonda cuando este por rotar al paciente y terminado el procedimiento recuerde despinzar.

AUTOR: Lic. Liboreiro José Daniel

Video:  Colocación de sonda vesical en adultos.

(Este video tiene como finalidad que puedan ver como hacerlo a aquellos profesionales que aun no han realizado el procedimiento)

 

8 Comentarios
  1. Muy bueno realmente todo lo que se trate sobre la salud y sus métodos

  2. Quisiera saber si hay aglun procedimiento manual para sacar el orina de la vejiga porque no descarga en subtitadidad por falta elesticidad y queda residual y evitar tener sonda permanente y hacerlo uno mismo o algun tratamiento para que puedada funcionardespues de abrir ureta t rabada por prostata agrandada gracias espero respuesta

  3. Gracias por toda la información brindada, muy clara y precisa. Soy estudiante de enfermería y con el video y explicaciones se me aclararon muchas dudas.

  4. la ultima vez que me extrajeron la sonda foley,esta misma se atasco y no podia ser extraida. Esto logro efectuarse con mucho esfuerzo y ocacionando heridas internas (sangreamiento) ¿a que se debe este problema?

    • Buenos días. La sonda vesical par que no se salga tiene un balón que se infla. Si no se desinfla puede ser la causa. Si el balón se rellena con solución fisiológica, se calsifica y no se desinfla.
      Si la sonda estuvo mucho tiempo, puede que se pegue en la pared de la vejiga, pero esto no serà causa de lesiones.
      Estas son las causas que se me ocurren que pudo haber pasado, pero es muy difícil saberlo al no haber estado alli